nn
close
Las cofradías desde la mirada civil

Las cofradías desde la mirada civil

Charlamos con tres políticos sobre lo que aporta las cofradías para la cultura de nuestra sociedad

Se acerca la festividad del Santo Cristo de la Salud, protector de la ciudad de Málaga desde 1649 por decisión del consistorio municipal. Este es el patrón de la ciudad más vinculado a las instituciones civiles de la ciudad, en concreto al  Ayuntamiento. Por ello, aprovechando que este lunes se celebra la festividad del Santo Cristo, reflexionaremos respecto del papel de la política y el fenómeno cofrade y charlamos con tres políticos de diferentes partidos.

Las cofradías son las principales asociaciones de personas de nuestra ciudad. Se calcula que en torno a 70.000 malagueños pertenecen a alguna cofradía, lo cual es reflejo, no sólo de la connotación religiosa de las mismas sino de las profundas raíces culturales y antropológicas que las cofradías han legado a nuestra sociedad.

En los últimas décadas, la clase política y las entidades cofradieras han vivido un periodo de normalidad institucional, por regla general. La separación entre Iglesia y Estado que consagra la Constitución de 1978 no ha impedido que políticos afines a cualquier ideología hayan seguido vinculados a las cofradías y defendido su papel vertebrador de la sociedad.

Un ejemplo de ellos es el actual portavoz del grupo municipal Socialista en el ayuntamiento de Málaga Daniel Pérez, que nos comenta lo siguiente:

Me siento vinculado a muchas Cofradías, pero si es cierto que entre otras cosas soy hermano de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo, y tengo recuerdos desde muy pequeño, viendo desde la curva de calle Mármoles a El Cautivo y a la Virgen de la Trinidad con mi familia.  Ser cofrade y vivir en Málaga es convivir con nuestras tradiciones y esta Semana la vivimos muchos malagueños con un fervor diferente. Ya queda poco para que podamos procesionar (de nuevo) a nuestros Sagrados Titulares, y yo personalmente, podré volver debajo del trono donde tanto se sufre y se trabaja desde los varales, y volver a estar todos juntos como hermanos a sentir nuestra Semana Santa”

Daniel Pérez no se olvida de la situación de pandemia en la que nos hallamos inmersos y por la cual los cofrades hemos estado dos años sin procesiones pero viviendo el día a día de nuestras hermandades:

“Esta es la segunda edición de Semana Santa que convivimos con una pandemia. El año pasado fue durísimo, ya que lo pasamos encerrados en nuestras casas. Este año aunque no haya salidas procesionales podremos revivir junto con nuestras hermandades, el compañerismo y el sentimiento, los encuentros y las confesiones.

“Este año nos ha tocado vivir una Semana Santa atípica y diferente, y lo hemos hecho, de manera directa en la calle, con la misma fe y devoción, visitando las diferentes iglesias y casas hermandad que están abiertas y que tuvieron a sus titulares expuestos al público, como puede ser el caso de El Cautivo, a cuya Cofradía pertenezco. Lo vivimos visitando sus Hermandades y apoyando a las Cofradías, mostrando el máximo respeto y sobre todo sabiendo que esta Semana Santa va a servir de antesala de la siguiente, la del 2022, que será una Semana Santa plena que es lo que queremos todos los malagueños y malagueñas”

Daniel Pérez junto a Nuestro Padre  Jesús Cautivo

Por último el dirigente socialista se refiere a la próxima Semana Santa que estima, podremos escribir ya con normalidad en la calle:

“Volveremos a vivir la Semana Santa de 2022 en plenitud, donde podremos ver a nuestros titulares en las calles, y volveremos a disfrutar de nuestra semana grande desde nuestros rincones favoritos. Pero para ello, este año tenemos que tener que mostrar toda la responsabilidad, guardando la distancia de seguridad y cumpliendo en todo momento con las normas que recomiendan las autoridades sanitarias. Hay que tener mucho cuidado ya que la responsabilidad es nuestra, no solamente en la calle sino en los encuentros que tengamos con nuestros amigos y familiares en una semana tan importante como es nuestra Semana Santa Malagueña”

Y es que como ha señalado Daniel Pérez la pandemia ha supuesto un parón en cuanto a las procesiones en las hermandades pero no en cuanto a su actividad diaria -en la medida en que las condiciones sanitarias lo han posibilitado- y se demostró con las grandes colas para ver las hermandades en Semana Santa el gran cariño y arraigo que las cofradías mantienen entre la población malacitana.

José Góngora, es concejal de cultura del municipio de El Burgo, por Izquierda Unida (IU) y secretario de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de El Burgo. En la capital es hermano de Salutación y Cautivo,

José nos habla acerca del arraigo de las tradiciones religiosas en los pueblos y cómo ello transciende a sus habitantes.

“Mi vinculación con la Semana Santa es mucho anterior a mi etapa política. Viviendo en Andalucía se hace difícil desligarse de algo que impregna nuestra identidad cultural. En nuestros pueblos, la participación de la comunidad en la iglesia tiene en las cofradías un aliado de primer orden. El calendario, las fiestas, vienen marcadas por las tradiciones y muchas de ellas se relacionan con la cultura popular que marcan las procesiones. Nuestra historia está vinculada a las hermandades, en ellas se integran personas aparentemente con ideas distintas pero que tienen en común un sentimiento religioso arraigado. La política queda atrás. La entiendo como un servicio por el bien del pueblo. Pudiera parecer contradictorio pero nadie puede poner un peso a la fe.”

Jesús Nazareno de la localidad de El Burgo

A su vez, alude a un tópico últimamente difundido:

 “Tener ideas de izquierdas no es contrario a ser creyente. Las personas no somos puras en nuestras convicciones.”

Y destaca en cuanto a la presencia religiosa en el entorno de los pueblos lo siguiente y el factor que juega el fenómeno cofrades como único nexo de unión con Dios:

“Son las iglesias en nuestros pueblos la mayoría de las veces los monumentos más representativos. En ellas se atesoran lo mejor del patrimonio andaluz. Las hermandades han sido guardianas de ese legado y nosotros no podemos más que apoyar sus actividades. Somos reflejo de ellas aunque hoy día pudiera parecer que se vive al margen. Las hermandades, aunque se rijan por las normas de la iglesia, van  más allá. El sentimiento de pertenencia de muchos se desliga de las estructuras de la iglesia. Esta cultura popular es en muchas ocasiones el único vínculo que nos acerca a Dios. Los estamentos de la iglesia lo podrán entender o no, saben de la importancia de las hermandades en los pueblos y de su poder de atracción hacia la fe.

Estamos en tiempos difíciles, los compromisos se debilitan pero tenemos cinco siglos de Semana Santa a nuestras espaldas. Miremos el ejemplo de nuestros mayores, ellos salieron  adelante y nosotros no podemos ser menos. “

Alejandro Carballo fue concejal del Ayuntamiento de Málaga la pasada legislatura 2015- 2019 por el grupo municipal de Ciudadanos, y en la actualidad secretario de acción institucional del partido naranja en la provincia.

Alejandro Carballo defiende que:

“La Semana Santa con sus cofradías forman parte de la cultura y la tradición de Málaga. Es algo que va más allá de la mera celebración religiosa,  y por eso hay muchas formas de sentirla y vivirla. Desde el sentimiento más espiritual de quien lo vive por sus creencias hasta quien disfruta del arte y de un auténtico museo en las calles de nuestra ciudad. Y por supuesto, los que lo consideran parte de su vida, de una tradición que pasa de padres a hijos durante generaciones. Da igual lo que inspire al malagueño, pero nunca le falla a su Semana Santa”

El aspecto económico es clave también para entender la vertebración de las cofradías y la sociedad, generación de riqueza y trabajos Alejandro nos da su punto de vista:

“Tiene una repercusión en nuestra economía importante. Un gran número de oficios viven en torno a toda una industria cofrade. Y a nivel turístico es referente e importantísima para todo el sector. Por todo esto, el apoyo institucional desde ser incondicional y así viene siéndolo desde hace años y con Cs gestionando el Área de Cultura está garantizado”

Alejandro Carballo como concejal en el protocolo de la Hermandad del sepulcro

Para concluir nos relata su experiencia personal en el mundo de las hermandades y mostrando su deseo de que pronto las cofradías puedan volver a la calle tras la pandemia.

“A titulo personal, vivo la Semana Santa de forma muy familiar, con mis hijos y mi mujer, mochila al hombro, calzado cómodo y a patear las calles del centro persiguiendo las cofradías en los rinconcitos señalados para cada una, con especial cariño, para la Archicofradía de la Sangre, una parte más de mi familia que residió en Calle Dos Aceras durante décadas y que he vivido desde niño. Deseando que la pandemia nos abandone y poder vivir en plenitud nuestra Semana Santa.”

Carlos Jiménez Lerma

Carlos Jiménez Lerma

Licenciado en Historia. Hermano de la Sagrada Cena y del Santo Cristo de la Salud. Coleccionista de música procesional y autor de la cuenta 'Marchas de Málaga'. Estudiante de Teología.

Solemne Bajada de María Auxiliadora

Veneración a Nuestra Señora Mediadora de la Salvación

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies