close
Martes Santo a medias

Martes Santo a medias

¿Se imaginan tener algo de plata que desear mejorar, y en lugar de bañarlo en oro, se trabaje para convertirlo en bronce? Pues algo así es lo ocurrido con nuestro Recorrido Oficial, solo que rebajado al cobre, más que al bronce.

Esto es la sensación que, con tres días para experimentarlo, recorrerlo y curiosearlo, deja un nuevo recorrido oficial lleno de dudas y lagunas, de inciertas seguridades y de trazado tan soporífero como pesado.

Si bien es cierto que se ganan bellos enclaves dentro de este nuevo recorrido oficial -que no oficioso, aunque lo pueda parecer- como es el ejemplo de la estampa dibujada en la Catedral con la culminación del mismo en su Torre Sur, no lo considero compensable con otros entornos que son parte del recorrido oficial a tal punto de saberlo porque se indica, pero no porque lo parezca.

Desde el Domingo de Ramos hasta el Martes Santo hubo tiempo apara algunas rectificaciones, más aún tras la reunión mantenida el Lunes Santo entre Agrupación y Ayuntamiento -esto último como gota que colma el vaso del ente agrupacionista, cuando desde el Consistorio se les haya exigido que «organicen mejor el recorrido oficial», como podíamos leer en Diario Sur-. Lo cierto es que aquí las culpas, que las hay, son tanto del Ayuntamiento como de la Agrupación. Que nadie eche balones fuera.

Y es que, ¿a quién se le ocurrió que era buena idea trazar un nuevo recorrido oficial y ponerlo a prueba cuando una de las vías centrales del centro histórico y del propio recorrido está en obras, levantada por todos lados? La imagen que escupe la Alameda es terrible. No hablemos de otras zonas como Atarazanas o Torregorda. O Martínez, sin vallas entre las sillas y el cortejo, ayer colocadas tan solo hasta la mediación de la calle.

Que, por otra parte, ¿cómo se privatiza toda una calle para colocar una fila de sillas? Pues así es y así ocurre en Martínez.

Pero tranquilamente podemos hablar también de las tribunas, donde las estructuras metálicas de las mismas quedan visibles y, por si fuera poco, todas ellas coronadas por antiestéticos toldos negros. Y es que la visión a pie de calle no hace que nada de esto parezca bonito, pero la aérea -desde los balcones- es aún peor. También podríamos hablar de las vallas ¿azules? ¿Por qué azul? Gracioso, por cierto, que en su cara exterior sean azules y, en la interior, mantengan el rojo de siempre.

A todo esto, las terrazas de los bares desplegadas por todo el centro histórico hacen más que un flaco favor. Y el mobiliario urbano que, supuestamente iba a quedar prohibido, se extiende alegremente por Especería, que luce llena de sillas móviles. En una calle en la que su acceso queda colapsado y casi inaccesible, debido al nuevo trazado, las sillas entorpecen demasiado.

Jornada completa pero a medias

Aún así, y pese a la desorientación que en muchos crea este nuevo Recorrido y los nuevos horarios e itinerarios, las Cofradías se afanaron una jornada más en dar lo mejor de sí y quedar por encima de todo esto. Pues así, y gracias también al clima -que ojalá se mantenga el resto de la semana-, pudimos disfrutar de una jornada completa en medio del desaguisado que, tras un Lunes Santo de cambios drásticos, vino a recordar en ciertos atisbos a la Semana Santa de tan solo un año atrás, con tres Cofradías que inundaron Carretería y su humilde tribuna, muy esperadas por el público; y con todos sus encierros culminandos en la madrugada. Un Martes Santo, podríamos decir, a medias.

Lo cierto es que la jornada del martes comenzaba en Tribuna Oficial en un horario más tardío -y razonable- que la anterior. A las 18:30 horas abría paso la cabeza de procesión del Rocío en Tribuna Oficial. Acabaría a la 01:00 horas en la Torre Sur con la llegada de la Estrella a este entorno, en considerable retraso presentado en la media mitad de la jornada, donde se vieron especialmente afectadas las cuatro últimas Cofradías del día (Nueva Esperanza, Rescate, Sentencia y Estrella). Llamó la atención las numerosas localidades de sillas vacías a lo largo del recorrido para el abonado.

Nueva Esperanza

La variada jornada del Martes Santo comenzaba en el barrio de Nueva Málaga a las 15:30 horas, mismo lugar en el que se pondría broche final al día, de una espectacular manera, a las seis de la mañana.

Qué emoción comprobar cómo la Cofradía de un Perdón y una Nueva Esperanza llegan a un barrio que les espera y arropa entre aplausos y vítores. Qué gusto ver cómo después de doce horas llegan dos voluminosos tronos derrochando aún alegría y fervor. Escuchar a los portadores alentarse unos a otros entre «vivas» a sus titulares, y observar a los nazarenos y mantillas llegar bien formados hasta el final se convierte en una completa gozada en el barrio de Nueva Málaga.

La Virgen de la Nueva Esperanza lucía un espectacular y cuidado exorno floral y, en el trono del Nazareno, destacaban los nuevos arbotantes en su primera fase de ejecución, trabajados por Manuel Toledano.

Rocío

Y de un extremo, al otro. El Martes Santo recorre la ciudad y llega hasta el barrio del azahar victoriano a las 15:45 horas de la tarde. La Hermandad de la Novia de Málaga retrasaba respecto años anteriores quince minutos su Salida Procesional, para acabar también mas tarde, en un multitudinario y populoso encierro alrededor de las dos de la madrugada. Camino del mismo, el barrio no dejó ni un momento a solas a la Cofradía.

Incidencias del fuego aparte, cabe reseñar a modo de curiosidad musical la marcha Virgen del Rocío de Ginés Sánchez, que salía del cajón después de veinticuatro años para hacerse música tras el manto blanco de la sonrisa victoriana.

Rescate

A las 17:45 horas, y sin irnos muy lejos, podían avistarse multitud de colores al compás de calle Agua. Salía la victoriana Hermandad del Rescate. Muy arropada también en todo momento por la gente, la Virgen de Gracia y Jesús del Rescate completaban una satisfactoria Salida Procesional donde cabe destacar el maravilloso binomio musical entre banda y trono del Señor. Los pies de Jesús del Rescate fueron sus hombres de trono y también los sones de la Agrupación de San Lorenzo; no podría concebirse hoy día el uno sin el otro.

Cambios por otro lado en la cruceta musical de la Virgen de Gracia, acompañada por la BM Vera+Cruz de Almogía, que parece poco a poco asentarse en un estilo definido.

Sentencia

Y seguimos sin alejarnos demasiado del barrio del chupa y tira. A las 19 horas procedía a su Salida Procesional la Cofradía de la Sentencia, en la calle Frailes. La Cofradía de Santiago que refuerza su interés y compromiso en quienes visten su hábito nazareno, contaba con unas nutridas filas nazarenas que inundaban de color cada lugar por el que desfilaban. El morado de las túnicas del Señor y el celeste de las de la Virgen conformaban un alegre juego visual, un año más, junto al maravilloso arreglo floral que exorna al Guapo de Málaga y su Madre del Rosario.

A destacar, la mejoría en la cruceta del Señor que conserva la estampa añeja y malagueña de escuchar tras un Cristo una banda de música sonar. Reseñable también, y sin duda a halagar, la exquisita forma en que el Sentenciado hizo su entrada a Tribuna Oficial, acompañado de la interpretación de un coro vocal.

Penas

Y yéndonos hasta el pleno casco histórico de la ciudad encontramos el recogimiento entre sus callejones más insospechados. La Hermandad de las Penas realizaba su fastuosa Salida Procesional del interior de su Oratorio en Pozos Dulces. Qué tan imponente estampa la del Crucificado que expira en su Agonía, tras un último suspiro ahogado y una mirada alzada de cansancio y dolor. Silencio. Las Cornetas y Tambores del Paso y la Esperanza lo duermen, y sus hombres lo mecen, para que no sufra más.

Y tras la triunfal marcha Virgen de las Penas se abre paso entonces la del manto de flores, para secar su sudor y enjugar sus lágrimas. Es curioso observar como el rostro de dolor de la Virgen advocada «de las Penas» estalla en alegría, color, fragancia y mil y un sentidos en su manto floreado. Símil perfecto de la Semana Santa, la celebración de la muerte de Dios también con alegría y fervor.

A destacar la ejecución del manto que recordara al que se luciera en 1944, con motivo del 75º aniversario de esta bella tradición. Igualmente destacable la interpretación musical tras la dolorosa de la marcha Flor de San Julián que desde que fuera estrenada en 1999 no se escuchara tras el caminar de la Virgen de las Penas.

Cumplida con satisfacción la primera salida procesional de esta corporación desde que haya deshecho sus años de intervención para contar con una nueva Junta y una nueva Hermana Mayor.

Estrella

Y para finalizar, llegamos al lucero del Perchel. Porque, el Perchel, tiene cielo propio de un venusto azul colmado de estrellas, alumbrado en su centro por la más hermosas de Ellas: La Virgen de la Estrella.

La Cofradía dominica realizaba su Salida Procesional desde el interior del templo de Santo Domingo, para su gracia y gloria, y como sueño de los cofrades y del pueblo malagueño, pues seguro no me aventuro en decir que todos lo preferimos así. La Cofradía, recordemos afectada por la supresión de la casi caricaturesca rampa de la aurora, salía a las 20 horas de Santo Domingo para culminar su encierro casi a las cinco de la madrugada en su Casa Hermandad, tras el retraso considerable con el que tuvo que lidiar. Es el itinerario de regreso a su barrio algo con lo que también lidiaron. La Cofradía perchelera realizó el mismo recorrido que viniera efectuando Expiración el Miércoles Santo, regresando de nuevo por el trazado de un recorrido oficial ya vacío y desordenado.

Como detalles destacables; la Virgen de la Estrella producía su salida del interior del templo a los sones de La Estrella Sublime, una de las marchas que más le gustasen a Jesús Castellanos; y el Señor de la Humillación entraba a calle Mármoles con la marcha de cornetas y tambores Virgen de Zamarrilla, en guiño a la Dolorosa que reina entre dos barrios desde la calle de los mármoles.

Culminó así una satisfactoria Salida Procesional, aún más si cabe al haberse hecho oficial, justo antes de proceder a su salida, la Extraordinaria que presidirá la Virgen de la Estrella el próximo 15 de junio, donde su cielo nos volverá a iluminar.

[Total:2    Promedio:5/5]
Gloria Cosano Alfaro

Gloria Cosano Alfaro

Secretaria de la Asociación Cultural Palio de Plata. Redactora y parte del Equipo de Redes Sociales. Cicerone Cofrade 2016. Puedes seguirme en Twitter, soy @GloriaMarinaC.

La Cruceta de Palio de Plata 2019: Miércoles Santo

Miércoles Santo malagueño y la muerte de un maestro

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies