close
Noviembre Solemne en Málaga (II): Cristo Rey
30 noviembre, 2020CristomalaganoviembreRey919Views

Noviembre Solemne en Málaga (II): Cristo Rey

Málaga se hizo Reino de Dios con la llegada de los días previos al festivo diciembre. Los templos acogieron un culto que cada vez cobra más prestancia en las cofradías malagueñas

Cristo es Rey del Universo vencido por el peso de la cruz en Santo Domingo, humilde y paciente en San Vicente, Cautivo en el Tarajal o San Francisco, sentenciado en Santiago y azotado en San Juan. Suplicio entre dos barrios bajo la protección de la Madre de la Divina Providencia.

La llegada de esta festividad comenzó con el aplazamiento de los cultos de Nuestro Padre Jesús Nazareno Redentor del Mundo, de la Hermandad de la Mediadora de la Salvación, al próximo mes de enero. De esta manera, la corporación del Miércoles Santo espera poder celebrar los actos con mayor seguridad, libertad horaria y aforo permitido.

La Fiesta

«Si, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz” (Jn. 18, 37). María, Virgen de la Divina Providencia, concibió a Jesús clemente en la misma Santa Iglesia Catedral de Málaga.

La Cofradía del Cristo Mutilado expuso a la Dolorosa durante su solemne triduo, ocupando el altar mayor del primer templo malacitano en su tercer día. En la Capilla del Sagrario la elegante Virgen de la Divina Providencia se situó a los pies del Santísimo Cristo de la Clemencia conformando una estampa clásica y bella. El interior de la Catedral no necesita más, se colocaron unos centros de flores blancas para enmarcar la escena.

El sollozo de la Virgen le produjo a Pedro Duarte un tremendo sentimiento, era un dolor bello. Con sus manos entrelazadas por las cuentas del rosario y una tremenda cruz pectoral, la Virgen se mostró cercana a los fieles. Señora de mirada baja, Señora humilde, Señora que atrapa a todo aquel que se acerca a contemplarla.

Triduo en honor de Santa María de la Divina Providencia.
Fotografía: Pedro Duarte.

Esta fiesta celebra a Cristo como el Rey bondadoso y sencillo que, como pastor, guía a su Iglesia peregrina hacia el Reino Celestial y le otorga la comunión para que pueda transformar el mundo en el que peregrina. Cristo que murió en la cruz custodiado por legionarios en la Parroquia de Santo Domingo.

La Congregación de Mena conmemoró solemne triduo en honor al Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas con un aforo limitado acorde a las nuevas medidas adoptadas por la Junta de Andalucía. Su capilla en el perchelero templo rebosó buen gusto con un exorno floral en tonos rojos y el reflejo de las Sagradas Imágenes sobre las negras paredes de la Parroquia.

Pedro Duarte creyó estar en el mismo gólgota con ese monte recreado a los pies de la cruz del Cristo de la Buena Muerte y Ánimas. La Señora acompañaba a su Hijo, sencilla, de negro luto, y la Magdalena lloraba sin consuelo. Un altar que conjugó la verticalidad de las velas con la alta posición de la cruz. Cristo murió, pero es Rey del Universo.

Triduo en honor al Cristo de la Buena Muerte y Ánimas.
Fotografía: Pedro Duarte.

La Realeza de Cristo

“El mismo Jesucristo lo confirma con su modo de obrar. Este reino es principalmente espiritual y se refiere a las cosas espirituales”. Realeza de Cristo sobre lo material en la Parroquia de San Vicente de Paúl, Él espera humilde y paciente.

La Hermandad de Humildad y Paciencia dispuso al Sagrado Titular presidiendo el nuevo altar del templo. En este culto estaba prevista la presentación de la nueva talla, obra de José María Ruiz Montes, pero unos problemas físicos del autor impidieron el acto de bendición. De esta manera, se cumplieron 13 años desde la bendición del actual Cristo de la Humildad y Paciencia en la Parroquia de la Asunción.

Flores de un intenso color morado decoraban el retablo mayor del templo, y Noelia García inclinó su cabeza casi imitando el gesto del Señor, y rezó. Rezó mirando a su Madre de los Dolores y Esperanza. Rezó observando la nueva talla de San Vicente de Paúl. Rezó y pidió por los suyos y por su familia a esos Sagrados Titulares que siempre cuidan y vigilan a su barrio de la Cruz del Humilladero.

Triduo al Santísimo Cristo de Humildad y Paciencia por Cristo Rey.
Fotografía: Noelia García.

“Se cometería un grave error el negársele a Cristo-Hombre el poder sobre todas las cosas humanas y temporales, puesto que el Padre le confió un derecho absolutísimo sobre las cosas creadas, de tal manera que todas están sometidas a su arbitrio”. Realeza de Cristo sobre todas las cosas en la Parroquia Visitación de María, solera del barrio de El Tarajal.

Blanco sobre negro, pureza del Señor ante el luto de María. Jesús Cautivo de las Misericordias bajó para hacerse más humano que nunca, más necesario que de costumbre. Sus manos atadas por dos ángeles que lo custodiaban fueron el fiel reflejo de los pensamientos de muchos fieles que se acercaron a contemplarlo, atados de muchas libertades.

Pero ese momento fue especial. Jesús Cautivo de las Misericordias reconfortó cuando más falta hacía. Sergio Espinosa no tuvo reparo al recrearse en cada gota de sangre que caía por su rostro, en su mirada cabizbaja, en el rosario atado a su tobillo derecho ligeramente adelantado con respecto al izquierdo, en el fajín hebreo o en los rizos de su moreno pelo tallado.

Veneración a Nuestro Padre Jesús de las Misericordias por Cristo Rey.
Fotógrafo: Sergio Espinosa.

Frutos de la Festividad

La Iglesia, como sociedad perfecta instituida por Cristo, exige plena libertad e independencia del poder civil; y en el cumplimiento del oficio encomendado a ella por Dios, enseña, rige y conduce a la eterna felicidad a cuantos pertenecen al Reino de Cristo. No pueden depender del arbitrio de nadie”. Sentimiento alegre como el causado a los hermanos percheleros y trinitarios al entrar en esa ermita colindante de la calle Mármoles y observar con gozo la grandiosidad de Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio.

Sobre una gran peana de plata se alzó la figura de Cristo despojado de sus vestiduras con sus manos abiertas. El color simbólico de la Hermandad de Zamarrilla se representó en las flores, en el dosel e incluso en la túnica del Señor, el rojo dominó por completo el hermoso rincón fronterizo entre dos barrios.

Asombro también compartido por Fran Gil, que al entrar se detuvo justo en la puerta para observar con perspectiva la maravilla que tenía ante sus ojos. Conforme avanzaba se fijaba en esos pequeños detalles, en las ánforas florales de color blanco a los pies del Señor del Santo Suplicio y en la Virgen de la Amargura enlutada. Es inevitable emocionarse al ver arrodillarse a los devotos de la imagen en tan bello entorno.

Veneración a Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio por Cristo Rey.
Fotografía: Francisco Gil.

“La celebración de esta fiesta, que se renovará cada año, enseñará también a las naciones que el deber de adorar públicamente y obedecer a Jesucristo no sólo obliga a los particulares, sino también a los magistrados y gobernantes”. Porque hasta los más poderosos han atravesado puentes difíciles en su vida, parecido al del Cedrón cercano a la Capilla de San Francisco.

Los hermanos de la Paloma celebraron la festividad de Nuestro Padre Jesús de la Puente del Cedrón como procedía, con gozo por volver a ver a su devoción, pero con la prudencia que marca la situación sanitaria. Al término de la función principal, la reliquia de primer grado que posee la cofradía de San Manuel González quedó expuesta en su relicario para su veneración en la Capilla.

Señor de zancada imponente, de semblante sereno a pesar de todo lo que sabía que tendría que sufrir, verdadera realeza de Cristo. Las plegarias volaron como palomas aquel domingo en la capilla de la corporación nazarena. Noelia García observó la figura del Señor de la Puente entre los dos arbotantes dorados, con la túnica bordada más antigua que procesiona en la Semana Santa de Málaga. Por los siglos de los siglos, Señor Rey de la Puente, Amén.

Veneración a Nuestro Padre Jesús de la Puente del Cedrón por Cristo Rey.
Fotografía: Noelia García.

“Porque si a Cristo nuestro Señor le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra; si los hombres, por haber sido redimidos con su sangre, están sujetos por un nuevo título a su autoridad; si, en fin, esta potestad abraza a toda la naturaleza humana, claramente se ve que no hay en nosotros ninguna facultad que se sustraiga a tan alta soberanía”. Jesús es, por sentencia divina, motivo de alegría y devoción en la Iglesia de Santiago Apóstol.

En la ausencia de su Madre del Rosario y con la compañía de San Juan Evangelista. Así se presentó Jesús de la Sentencia en el altar mayor del céntrico templo. Con la túnica bordada y abierta por su pecho esperaba su juicio, y paradójicamente, los fieles acuden cada año a su cita para que sea Él quien les guíe el camino y les dicte eso mismo, Sentencia.

Dani Astorga, perdido en la inmensidad del altar mayor de la Iglesia de Santiago ante tanta magnificencia lo encontró, a Él y a la cruz dorada que guía el camino de todos sus hermanos cada Martes Santo. Pequeñas flores rojas con tonos amarillos y verdes salpicados componían el escenario perfecto para rendir culto a Cristo Rey, el Señor de la Sentencia.

Veneración a Nuestro Padre Jesús de la Sentencia por Cristo Rey.
Fotografía: Dani Astorga.

Reino de Dios

«Haced penitencia porque el reino de los cielos está cerca«, dijo el Bautista. Y el mismo San Juan quiso rendir culto en su iglesia malagueña a Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna. “Venga a nosotros tu reino”, rezan los cristianos. “Señor, acuérdate de mí cuando estés en tu reino”, le pidió el buen ladrón en su instante de máxima agonía. Él, azotado y maniatado a la columna asegura siempre que los recibirá a todos. Señor, por siempre Rey del Universo.

Cruz de Malta en los faroles que escoltaban a Cristo. Un altar en tonos dorados que simulaba la mismísima ascensión al Reino de Dios, que no debe alejarse mucho del espectacular altar que los hermanos de las Reales Cofradías Fusionadas dispusieron en el altar mayor del templo. Los leves detalles plateados contrastaban a la perfección con las frondosas columnas doradas.

La natural luz de las velas y el foco sobre el rostro del Señor de Azotes y Columna sirvieron para que Dani Astorga fotografiara cada pormenor de su divino rostro, el joven quiso prestar especial atención a la tensión del cuello del Señor, a esa expresión de dolor contenido. El amor de Cristo supera cualquier obstáculo, incluso en tiempos de pandemia, y cada visita a la devoción que a cada uno le hace palpitar el corazón de forma distinta merece la pena. Cristo es Rey, y en Málaga saben a la perfección cómo rendirle culto.

Veneración a Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna por Cristo Rey.
Fotografía: Dani Astorga.

Pero noviembre finaliza con Ella, con la Madre de los Remedios en el comienzo del tiempo de Adviento. «En este tiempo celebramos que vino, que vendrá y que Jesús viene en todos los acontecimientos de nuestra vida. La Virgen de los Remedios nos pide que cultivemos la esperanza», en palabras del padre Felipe Reina. Y es que muchos devotos de Nuestra Señora de los Remedios no faltaron a la tradicional cita del Rosario Votivo que se celebra el primer domingo de Adviento.

Bajo el altar mayor de la Iglesia de San Juan Bautista y a los pies de Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna, la letífica imagen mariana recibió una vez más el cariño y el fervor de todos sus hermanos. La Virgen de los Remedios lució como aderezos unas escarapelas confeccionadas artesanalmente y donadas por albaceas de la Hermandad.

Miguel Fernández sabía que estaba ante una estampa histórica. La Virgen conjugaba a la perfección su belleza con las joyas que se dispusieron en su atavío de color rosa. La Santísima Virgen, bajo la advocación de los Remedios, fue la encargada de anunciar la buena nueva, de introducir un mes cargado de Esperanza y de ilusión por lo que está al llegar.

Rosario Votivo Claustral de Nuestra Señora de los Remedios.
Fotografía: Miguel Fernández.

Para saber más sobre la festividad de Cristo Rey puede consultar la página web de Aciprensa. Gracias a este recurso, Palio de Plata explica los detalles de esta jornada con mayor profundidad y análisis.

Este artículo es la segunda parte de la bilogía Noviembre Solemne en Málaga.
Noviembre Solemne en Málaga (I): Fieles Difuntos

[Total: 1   Promedio: 5/5]
José M Ramírez

José M Ramírez

Periodista. Director de redacción y secretario de Palio de Plata. Hermano del Rescate y amante de la Semana Santa andaluza.

Rosario Votivo Claustral de Nuestra Señora de los Remedios

Campaña “El pan de cada día” de la Hermandad de la Sagrada Cena

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies