La columna

Porque ésto, señores, es Málaga

Abr 03, 2017 Gloria Cosano Alfaro

” […] Somos hijos de María
en siete días que Málaga
cambia, en clavel las espinas
y en saetas las biznagas “.

Repasamos punto por punto los motivos que han hecho especial este pregón de la Semana Santa de Málaga 2017, además de recordar algunos de los momentos y citas más emotivas.

Este fin de semana ha sido álgido en cuanto a vida cofrade se refiere, hasta catorce traslados se daban cita en las calles y templos de nuestra ciudad, y el Teatro Cervantes acogía su bienevenida anual a la Semana Grande de Málaga entre butacas, palcos, aplausos y; en especial, una voz que se desgarra y plasma su alma; el alma de nuestra Semana Santa.

En esta ocasión, esa voz tan especial fue la del cofrade, locutor y presentador Francisco Javier Jurado Carmona, conocido entre los malagueños como ‘Coco’. Quien, locutor de radio es, además, la cara y voz del programa ‘Nuestro Sentir Cofrade’ en PTV Televisión así como de las retransmisiones en directo durante toda la Semana Santa.

 

UN PREGÓN EMOTIVO

El pregonero, que tan solo había pasado hace un año por un cáncer así como por los tratamientos de quimio y radioterapia correspondientes, hacía referencia a este momento de su vida y daba gracias a que todo hubiera pasado, a los médicos que le habían tratado, a los cuidados constantes de su familia y amigos y aprovechó para dedicar un elogio a la vida y a las incansables ganas por vivir“Cuando la vida duele te haces muchas preguntas en este tiempo, cuantas horas de reflexión, de reseteo de prioridades, de empapar el alma de sensibilidad, de ganas de comunicar. Sí, es duro pero tiene cura. Lucha, sobreponte, sé aspirante a seguir viviendo, no desesperes… Le pregunté a la vida, y la vida me contestó: ‘Dios te ha dado la respuesta en forma de fe'”.

 

UN PREGÓN RICO Y CON AMOR

Si bien algo quedó claro es que Coco además de malagueño, cofrade -y rociero- es hermano de la Cofradía de ‘El Rico’, una de las más señeras de nuestra ciudad además de fiel representativa de la estética malagueña en nuestra Semana Mayor.

La decoración del escenario del Teatro Cervantes contó con un monte de corcho en el que predominaban lirios, bouganvillas y romero, sobre el que haya sido posada la figura de Ntro. Padre Jesús ‘El Rico’ en alguno de sus cultos. Sobre dicho elemento descansaba el lema “Todo por tu Amor”, dedicado a Mª Stma. del Amor, titular mariana de la Cofradía, además de la cruz procesional que la imagen del Señor porta consigo. Y, como aproximándose a ella, un nazareno adulto y otro niño vestidos del hábito de la Cofradía protagonista, con sede en Santiago.

Además de esto, y lo que el espectador no ve, fueron repartidos en el interior del teatro ramilletes de romero, pues hemos de recordar que no es la Archicofradía de la Esperanza la única encargada de bendecirlo en Málaga.

 

UN PREGÓN CON MOMENTOS ÚNICOS

En este caso, los sones encargados de anunciar que el Pregón y la Semana Santa habían llegado corrieron a cargo de las bandas de la Vera Cruz de Almogía y la del Maestro Eloy García, durante los cuales fueron interpretadas las marchas ‘Rico en Amor’ y ‘Virgen y Madre del Amor’, de Gabriel Robles Ojeda; la emblemática ‘Malagueña Virgen de la Paloma’, de Rafael Hernández; y la clásica ‘Málaga cofradiera’, de Antonio Pérez Funes.

Precisamente, durante la marcha ‘Virgen y Madre del Amor’ irrumpieron en el teatro con su voz los solistas Luis Paccetti (tenor) y Lourdes Martín (soprano) acompañados por las jóvenes voces de la Escolanía de Santa María de la Victoria; una interpretación que nunca antes había tenido lugar en un Pregón de la Semana Santa de Málaga.

Además de esto y de llamativa forma, Coco dio pie durante el transcurso de su pregón a unas voces de más que sobrada presencia; así, intervino la cantante Isabel Fayos, que aludió a la pasión y devoción rociera “por los cuatro costaos”, y es que, como recitó Coco…

” Disfrutar de dos cariños
tenerlos siempre en la boca.
Una, Virgen de alegría,
Rocío, Blanca Paloma.
Otra, Virgen de pasión,
Rocío, Novia de Málaga.
¡Qué suerte tengo
de querer a dos Señoras! “

La siguiente de las intervenciones se produjo al hablar acerca de otra de las señeras imágenes de Málaga; el Cristo de la Misericordia, ‘el Chiquito’… En esos momentos, las paredes del teatro resonaron al pronunciar las primeras palabras Adolfo Arjona Arcas; esa indiscutible voz grave y profunda que llenó la sala igual que llena sus retransmisiones cofrades desde Cope Málaga, del que es director… Coco le lanzaba una pregunta directa desde el micrófono… “Se siente, es malagueño, perchelero… cuando se asoma por una ventana de la radio y ve al Cristo por el puente de la Misericordia, ¿qué sientes Adolfo?” y Adolfo Arjona le entregaba su respuesta desde un segundo palco… “[…]¿Me preguntas qué siento?…Sería más fácil y rápido contestarte con lo que no siento. He dicho, pregonero”.

Y no solo con esto acabaron las intervenciones, una saeta quebrantiza retumbó al ser cantada por el saetero malagueño Antonio Canillas, quien cantó el Padrenuestro cuando el pregonero habló de la Cofradía de los Gitanos, recordando así a la figura de Agustín del Castillo, mayordomo de trono de dicha Cofradía, pregonero de la Semana Santa de Málaga 2010 y amigo de Coco, fallecido el pasado año.

Leer más...  75 años de devoción de un pueblo

 

UN PREGÓN CLÁSICO Y MALAGUEÑO

” Porque ésto, señores, es Málaga “

Si quisiéramos hacer un símil podríamos decir que el pregón de Coco olía a biznaga y supo a moscatel dulce de Málaga.

El pregón, que mantuvo en la mayor parte de su locución un corte clásico, fue además un canto a las tradiciones y costumbres de la Semana Santa de Málaga que muchos -por desgracia- olvidan y que no podemos permitir abandonar, arrinconar, negar ni por supuesto, cambiar, por otras costumbres o copias que desmerezcan el carácter de nuestra personalidad malagueña.

Así pues, de forma hábil, Coco citó…

  • “La variedad define la esencia de nuestra Semana Santa pero cuidado, aquí no cabe todo, recogido está en las reglas de la Agrupación: hay que ‘cuidar’ la identidad malagueña“.
  • “En esta ciudad tan cosmopolita es difícil mantener el tradicionalismo, esto, unido al afán de querer ser copia, la mayoría de las veces, mala de alguien o algo y en pos de la exclusividad de cierta estética, nos pasamos por los varales una herencia muy determinada, flaco favor de copia y pega en lugar de crear con nuestras raíces… con nuestra historia“.
  • “En Málaga hay quienes no reconocen que tenemos nuestro propio sentimiento de identidad, nuestra propia capacidad de crear, nuestro propio sentir cofrade, que van unidos a nuestros condicionantes históricos, culturales, ambientales, urbanísticos, climáticos… No tenemos que sentirnos obligados a obedecer otros cánones por muy historicistas, estéticos o culturetas que sean”.

 

UN PREGÓN REIVINDICATIVO

Además de todo lo que venimos contando, esto no fue lo único a destacar.

Buena es la verdad de que los cofrades necesitamos reivindicar lo nuestro, pero no solo nuestras costumbres y tradiciones, sino también, nuestros derechos y lo que nos pertenece.

Es por tanto que a lo largo del pregón, Coco hizo gala de ello y no solo trajo a la memoria escenas a recordar y demandar como la presencia de los regulares en el Cautivo o de la marinería tras el Sepulcro… O la salida de la Hermandad de la Cena, cuando lo hacía desde la Estación…

Sino que también recordó lo que nos pertenece, como el Museo de la Semana Santa de Málaga ‘Jesús Catellanos’, por lo necesario de mantener las puertas más abiertas, de exponer nuestros museos y de crear labor didáctica. Llegados a este punto oró “La ciudad de los museos no puede prescindir del tesoro patrimonial e histórico que tienen nuestras hermandades, quizás no haya que pagar cánones culturales a otros países porque lo tenemos aquí, en Málaga”.

Pero esto no fue lo único, también reivindicó la figura referente que le falta al mundo cofrade malagueño en forma de escultura, hasta dejó caer el lugar indicado para ello… “[…]y qué mejor sitio que a los pies de la inacabada torre sur de la Catedral, y así nos recuerde que no hay cosas imposibles sino personas incapaces”.

Entre las cosas que aludió también es digna de mención el centenario que el escultor Palma García cumplirá en el año 2018, figura imaginera a la que Málaga debe parte de su historia y coraje cofrade, asegurando que “Málaga es deudora, y las deudas hay que pagarlas”.

También hizo referencia crítica a algunas Cofradías; como al palio de Traspaso y Soledad de Viñeros, refiriéndose en repetidas ocasiones a su palio como el cielo de Málaga. O a la Extraordinaria de la Virgen del Monte Calvario, el pasado mes de Octubre, alegando que no debe olvidarse que es una Cofradía de Viernes Santo.

Asimismo, habló sobre el posible nuevo recorrido oficial“Si es necesario, hay unanimidad y se respetan espacios tradicionales, ‘pa’lante’… no podemos estar anclados en una geografía urbana de hace un siglo”.

Y ensalzó la figura de la mujer dentro de todos los ámbitos cofrades, reclamando que “no valga ninguna discusión ni controversia en la integración de la mujer en nuestras cofradías. En ningún puesto, en ninguna situación, en ningún cargo debe ser diferenciada porque la palabra cofrade no tiene género”.

También nos recordó lo que no debemos usar; la política entre cofrades y Cofradías.

Momento final del pregón en el que la imagen de Jesús El Rico realizaba la Bendición entre campanillas de procesión que hicieron sonar y los aplausos del público.

Un pregón que, lejos de encandilar más o menos, dejó reflejado en grandes conceptos la palabra del malagueño.

[Total:5    Promedio:5/5]

Comments

comments