La Cuaresma íntima en Málaga (III): Todo por tu Amor

Faltan los ecos lejanos de una formación musical ensayando sus marchas procesionales, pero Málaga sigue anclada a ‘La Mirada de Jesús’

La vida es como una flor, que poco a poco crece y se hace hermosa desde una pequeña semilla. Y si se trabaja, se cuida y se mima puede originar una propia obra de arte como una biznaga. Una auténtica biznaga malagueña, tal y como la que representó Andrés Mérida en el cartel oficial de la Semana Santa de Málaga 2021. Este símbolo malagueño es la primera vez que se muestra en la obra anunciadora de la Semana Santa, al igual que la figura de Cristo descendiendo de la cruz.

Un cartel diferente, de colores vivos, al más puro estilo Andrés Mérida que, emocionado el pasado domingo 21 de febrero en la presentación de su obra en el Auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga, invitó a la reflexión y a mirar más allá. Porque nuestras hermandades y cofradías son mucho más que cortejos procesionales en la calle, son familias, son devociones, son oraciones, son el sosiego para muchos malagueños.

En el barrio de Cruz de Humilladero, la Hermandad de Humildad y Paciencia celebró solemne función principal en honor a sus Sagrados Titulares, el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y María Santísima de Dolores y Esperanza. En la ceremonia religiosa se le concedió a la Banda de Música de Cruz de Humilladero y la Banda de Cornetas y Tambores del Carmen el título de Hermanos Honorarios de la corporación.

Función Principal de la Hermandad de Humildad y Paciencia.
Función Principal de la Hermandad de Humildad y Paciencia. Fotografía: Hermandad de Humildad y Paciencia.

Intendentes al Nazareno

En su simpleza está su absoluta grandeza. El Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso bajó desde el cielo de su Basílica de la Esperanza para presidir el solemne Triduo en su honor. Su túnica morada lisa y austera, propia para este tiempo de Cuaresma, acentuaba su gesto sereno y único. Tras Él, de verde y morado, la malagueña Virgen de la Esperanza custodiaba su templo.

Durante los cultos, la Archicofradía del Paso y la Esperanza hizo entrega de un donativo a la residencia de ancianos Virgen de las Flores de Álora, y se impusieron las medallas conmemorativas a aquellos hermanos que cumplen medio siglo de pertenencia a la corporación del Jueves Santo. Toda una vida siendo ‘Intendentes al Nazareno’. Toda una vida dando constancia de un firme Paso hacia la Esperanza.

Los grandes centros de flores moradas y las decenas de velas dispuestas en el altar mayor glorificaban a un Nazareno que sin hacer mucho ruido lo decía todo. Dani Astorga se fijó en esos pequeños detalles tan importantes, las escaleras para subir al altar estaban decoradas en sus bordes también con un exquisito exorno floral. Todo es Dulce en la casa del romero.

Triduo en honor al Dulce Nombre de Jesús Nazareno del Paso.
Fotografía: Dani Astorga.

Reina del Amor

Regresó con un corazón Rico en Amor. La bella Virgen del Amor volvió a la Iglesia de Santiago Apóstol tras la limpieza realizada por el artista Francisco Naranjo Beltrán. Bajo la mirada de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima recibió el calor de todos los fieles que tanto han necesitado de su dulzura en este tiempo de ausencia. Pero llegó, radiante, más humana, más cercana, más Ella que nunca.

El tocado suelto, rematado por una gran cruz pectoral y el puñal dorado, permitió observar con claridad su rostro. Dos centros de considerables dimensiones de flores blancas exornaron la capilla en la que reciben culto los Sagrados Titulares de la Cofradía de El Rico en un día muy especial. Saya azul y fajín hebreo, y sobre su espalda el manto de terciopelo rojo.

Noelia García sintió esa confortación que ofrece el regazo de una Madre. Qué curiosas son las casualidades que Málaga esconde. Domingo de presentación de cartel, domingo de regreso de la Virgen del Amor. La biznaga presente en la obra anunciadora de esta Semana Santa tan especial. María Santísima del Amor ya lo sabía, y portó una flor dorada en su mano izquierda sobre el rosario negro. La primavera se acerca y la Flor de las flores ya está cerca de sus fieles devotos.

Reposición al culto de María Santísima del Amor.
Fotografía: Noelia García.

Amarrado en la Columna

Y en la Iglesia de San Juan Bautista, los Sagrados Titulares de las Reales Cofradías Fusionadas presidieron su Quinario de Cuaresma. El Santísimo Cristo de la Vera+Cruz y Sangre en el altar mayor del templo, con dos relucientes centros de flores rojas. Mismo exorno que escoltaba al ‘Amarrado en la Columa’, Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna, cuya iluminación fue deficiente en la parte superior de su rostro.

María Santísima de Lágrimas y Favores lució una personal ráfaga y un tocado en tonos tostados. Sin duda, la capilla abierta del Santísimo Cristo de la Exaltación, Nuestra Señora del Mayor Dolor y San Juan Evangelista es una estampa sublime. La perspectiva cambia por completo al contemplar este Stabat Mater a la luz de las velas.

El pulso de Juande Zamudio se aceleró más de lo normal al acercarse a la Virgen del Mayor Dolor y contemplar su maravilloso atavío y el original corazón plateado traspasado por el puñal. Los hermanos fusionados rezaron rodeados de sus Sagrados Titulares que pronto volverán a procesionar e inundar de colores las calles de Málaga.

Quinario en honor a los titulares de las Reales Cofradías Fusionadas.
Fotografía: Juande Zamudio.

Malagueña Virgen de la Paloma

Extraordinaria veneración. Extraordinaria disposición. María Santísima de la Paloma se posó en su Capilla para comenzar la conmemoración del 50 aniversario de su bendición. Ataviada tal y como llegó a la corporación, con un encaje de blonda y una ráfaga de la Hermandad del Monte Calvario y una amplitud en su manto que cubría poderosamente toda la gran peana de plata sobre la que se encontraba.

La Hermandad de la Paloma ilusiona. Con flores de talco y varios cirios subían hasta la capilla central de la ‘Malagueña Virgen de la Paloma’ tapada por un elegante dosel rojo. Y a su derecha, Ego Sum Lux Mundi, el Señor de la Puente del Cedrón con su mirada baja, porque hasta él mismo se postra ante la belleza y el deslumbramiento de los ojos verdes de la Virgen.

Francisco Gil, diminuto siempre ante el poder de María Santísima de la Paloma, pudo mirar cara a cara a una Virgen guapa, cuya mirada sirvió al mismo Andrés Mérida para ilustrar un cartel. La Paloma es extraordinaria en su día a día, porque en la Plaza de San Francisco siempre revolotean los sueños y los anhelos. Peticiones de sus fieles, que como las palomas, se posan en su manto azul malagueño.

Solemne función religiosa con motivo del L aniversario de María Santísima de la Paloma.
Fotografía: Francisco Gil.

Una vez más la cuaresma estalló, floreció. Y ‘Todo por tu Amor’. Sentimientos fusionados de muchos que desean disfrutar cada instante de este tiempo tan especial, en un año tan complicado. Todas esas personas se aferran a la cruz de un Dulce Nazareno al que miran con Amor, deseando que esta pandemia vuele lejos y muy alto, al igual que esa Paloma que cada Miércoles Santo busca la mano de María Santísima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies