close
Málaga reza el Rosario en octubre (I): Misterios Gozosos

Málaga reza el Rosario en octubre (I): Misterios Gozosos

¿Quién dijo que la Señora del Rosario no saldría este año a las calles de su barrio? En El Palo todo es posible, y Málaga honra a la Virgen María en el décimo mes de este 2020

La llegada de la época otoñal es sinónimo de devoción y fervor malacitano a la advocación de la Virgen del Rosario. La ciudad reza a la Madre de Dios a su manera, mirando a sus devociones, en silencio, con el corazón encogido queriendo suspirar y volver a procesionar junto a Ella.

Primer misterio gozoso: La Encarnación del Hijo de Dios

En la malagueña ciudad de Nazaret, el ángel Gabriel buscaba a María, una virgen desposada con José, en la Iglesia de San Juan Bautista, y allí la encontró.

María Santísima de Lágrimas y Favores lucía saya azul combinada con un manto y joyas rojas. Sobre una excelsa peana de plata, la titular de las Reales Cofradías Fusionadas recibió el cariño de todos sus devotos en un año en el que no pudo realizar su rosario vespertino por las calles de la feligresía.

Francisco Hinojosa reparó en la hermosura de su rostro, en su figura poderosa que llenaba el altar del céntrico templo, bajo su Hijo crucificado. Dos grandes piñas de flores y cirios en varias alturas protegían a la Dolorosa.
‘Málaga la Bella
puede ver tu llanto
lágrimas rodando
como corales
en rostro santo’.

Rosario vespertino de María Santísima de Lágrimas y Favores.
Fotografía: Francisco Hinojosa.

Segundo misterio gozoso: La visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel

“Bendita Tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno”, le aclamó Isabel a María al saltar de gozo el Niño en su vientre al llegar a la Parroquia de San Pedro. Ese mágico rincón malagueño alberga al mismísimo Espíritu Santo.

María Santísima de los Dolores, por XXXIV años Coronada, se presentaba exquisita y elegante en su capilla. La Señora de los archicofrades de la Expiración portaba manto negro, saya blanca y la corona de la efeméride que se conmemoraba, una exquisita pieza realizada en el taller de José Jiménez Jiménez de Sevilla en 1984.

La misa solemne de acción de gracias pudo seguirse a través de las redes sociales de la corporación nazarena del Miércoles Santo. Sin embargo, Francisco Gil quiso ir a su encuentro, perderse en la cera que poco a poco se derretía a los pies de la Señora, maravillarse ante la grandeza absoluta de la Virgen de los Dolores y oler el intenso aroma de las flores blancas que la exornaban, pureza de María.

XXXIV aniversario de la Coronación Canónica de María Santísima de los Dolores.
Fotografía: Francisco Gil.

Tercer misterio gozoso: El nacimiento del Hijo de Dios en el portal de Belén

José y María estaban en ese punto clave del barrio de El Perchel cuando entonces sucedió… “Mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento”. El Hijo de Dios quiso ser malacitano.

La Gloria de la Virgen de los Remedios se hizo presente en la Parroquia de San Juan Bautista bajo Nuestra Señora de los Dolores, una escena paradójica en sí misma, pero igualmente sublime. Un juego de pequeños ramilletes de talco, elaborados por Pablo Ruiz Banús, recorrían la ráfaga de hombros de la Señora. La Hermandad también estrenó cuatro ramos de flores de talco para colocar en violeteros, fruto de una donación, luciendo otro del mismo estilo en sus manos.

Dulzura celestial. Francisco Gil percibió todos los detalles de su rostro mariano, gracias al tocado abierto y dorado que entallaba su busto. Y ahí estaba Él, en brazos de su Madre, con sus manos abiertas para acoger a todos los malagueños que quisieron venerar a la Virgen de los Remedios en los primeros días de octubre.

Triduo en honor a Nuestra Señora de los Remedios.
Fotografía: Francisco Gil.

Málaga cree en la omnipresencia del Hijo de Dios, por eso desde San Julián, sede de todos los cofrades, Nuestra Señora de la Oliva también acurrucaba sobre su pecho al Niño. XXV años de una devoción especial en la Archicofradía del Huerto. Un aniversario a la altura de las circunstancias, íntimo y hermoso, en el que la Virgen, con un manto verde Esperanza, resplandecía en el templo de la misma resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Durante los cultos en su honor se presentó el cartel conmemorativo de la efeméride, obra de Bernardo Gutiérrez. Francisco Gil observó cada detalle del precioso altar que se dispuso en honor de la Virgen de la Oliva. El dosel dorado y rojo y las columnas florales multicolores contrastaban con la ráfaga de la Señora y las potencias plateadas del Niño. Un aniversario a la altura de las circunstancias, pronto verán los hermanos a su Virgen gloriosa procesionar por las calles de Málaga.

Culto en honor a Nuestra Señora de la Oliva por su XXV aniversario.
Fotografía: Francisco Gil.

Cuarto misterio gozoso: La presentación de Jesús en el Templo

“Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, como lo había llamado el ángel antes de ser concebido en el seno”. Y María, como patrona de El Palo, lo presentó a sus vecinos a las puertas del templo.

Los días grandes de octubre en esta barriada tienen nombre propio: Rosario. La Parroquia de las Angustias se engalanó para arropar a la Virgen y al recién nacido Jesús. Sobre un impecable altar, Nuestra Señora del Rosario presidió los cultos en su honor. José Moreno, casi en penumbra, pudo recorrer todas las esquinas del templo, reviviendo esa escena, presentándose a Jesús paleño, viendo cómo la iluminación cambiaba conforme se consumían los cirios del altar.

Pero llegó ese sábado, la Virgen salió a la calle, a la plaza, no faltó a su cita anual. Las lágrimas de los vecinos eran incontrolables, las emociones en aquella tarde en la que la Señora recibió los rayos del sol eran fuertes. Flores en tonos rosados, la Virgen del Rosario, cetro en mano, bendijo a sus fieles. Devoción de un barrio, y ahora también peregrina, gracias a la pequeña obra de José Díaz Jarana que recorre los hogares de todos los vecinos que así lo soliciten.

Triduo en honor a Nuestra Señora del Rosario (El Palo).
Fotografía: José Moreno.

Fe que traspasa fronteras. Churriana rindió culto también a Nuestra Señora del Rosario y acudió a la llamada de su Patrona durante sus días grandes depositando numerosas ofrendas de alimentos para las personas en situación de extrema necesidad y colaborar así con Cáritas Parroquial. Fe solidaria. La parroquia de San Antonio Abad era un continuo trasiego de personas que querían postrarse ante la Virgen.

Francisco Hinojosa sintió que esa sencillez de la Virgen y de su altar más la engrandecía. Tres centros de enormes flores blancas y cuatro ciriales componían este altar de amor fraterno sobre el que se situaba la Señora del Rosario. Con la media luna a sus pies y la corona de plata, la Reina de Churriana sintió el calor y afecto de todos sus hermanos que no quisieron dejarla sola.

Triduo en honor a Nuestra Madre y Señora del Rosario, Patrona de Churriana.
Fotografía: Francisco Hinojosa.

Quinto misterio gozoso: El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo

“El niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres… Y sucedió que al cabo de tres días, le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles”. Su Madre del Rosario lo encontró en la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán y lo abrazó muy fuerte, casi queriendo evitar su doloroso pero necesario final.

Con esa contención, los hermanos de la corporación del Rosario de Santo Domingo prepararon un altar para celebrar la festividad de su titular mariana en el altar mayor. Finura y delicadeza suprema en los elementos dispuestos alrededor de la Dolorosa, en la disposición de las velas, en sus grandes ánforas y en su atavío.

Dani Astorga entró algo nervioso al templo, con ese cosquilleo en el estómago, y de repente la vio a Ella, de frente, sin más artificios. Madre e Hijo unidos por ese elemento casi mágico que tantas historias atesora en las familias malagueñas: el Santo Rosario.

Triduo a Nuestra Señora del Rosario de Santo Domingo.
Fotografía: Dani Astorga.

Este artículo es la primera parte de la tetralogía ‘Málaga reza el Rosario en octubre’:
Málaga reza el Rosario en octubre (II): Misterios Dolorosos
Málaga reza el Rosario en octubre (III): Misterios Gloriosos
Málaga reza el Rosario en octubre (IV): Misterios Luminosos

[Total: 3   Promedio: 5/5]
José M Ramírez

José M Ramírez

Periodista. Director de redacción y secretario de Palio de Plata. Hermano del Rescate y amante de la Semana Santa andaluza.

Veneración a Nuestra Señora de la Soledad por el 75 aniversario de su bendición

Veneración a la Divina Pastora de las Almas

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies