Victoria para entender la vida

La Patrona de Málaga y de su Diócesis volvió a procesionar gloriosa y por derecho desde la Santa Iglesia Catedral hasta su Santuario

Como si de un dardo se tratase, hay fechas que se clavan en el corazón y en la memoria para siempre. Fechas que nos recuerdan, precisamente, que la vida, vida es. Que todo tiene un final, y por eso es tan importante el camino trazado hasta esa fecha indeterminada. 19:30 horas del día 8 de septiembre de 2022. El mundo casi se paralizó y se hizo pequeño. La defunción real de la corona británica centraba todas las miradas. Una vida terminó, pero justo a esa hora, en otro bello rinconcito del mundo a los pies de la ‘Manquita’, salía Santa María de la Victoria para entender la vida.

Una vida que brotó tal y como se conocía antes de aquel fatídico 14 de marzo de 2020 en el que se decretó un estado de alarma que nos cambiaría la vida para siempre. Desde esa fecha parece que se aprecian más los abrazos, la cercanía, el sentimiento de reciprocidad y la necesidad de permanecer conectados, de la manera que sea, para cuidarnos y protegernos. Tras todo ese tiempo, llegó el 11 de septiembre de 2021. El reloj marcaba justo las 6:35 horas de la madrugada, el sol todavía no había despertado, pero el Sol victoriano nos abrió los ojos y el alma para recordarnos que después de todo siempre llega la Victoria. Ella, con su semblante sereno, junto a su bendito Hijo, no necesitó más decoro que su presencia por las calles para devolvernos la vida. Un año después, procesionó por derecho, sobre su trono de plata, y custodiada por su templete y sus guirnaldas de flores de talco.

Procesión de Santa María de la Victoria, año 2022.

La Banda de Cornetas y Tambores del Real Cuerpo de Bomberos y la Banda Municipal de Música anunciaban la llegada de la Patrona por las calles de Málaga, junto a todas las representaciones de las corporaciones de Pasión y de Gloria, y demás representaciones civiles de la ciudad. ‘Málaga a su Virgen de la Victoria’, el tiempo se detuvo como si del mismo final se tratase, pero todo comenzaba, y bajo una lluvia de pétalos blancos y amarillos, Santa María de la Victoria comenzó a caminar acompañada por la Banda de Música Maestro Eloy García de la Archicofradía de la Expiración.

La Virgen estuvo acompañada durante todo su recorrido, resultando un total acierto el cambio de itinerario y el tránsito por las calles Casapalma y Madre de Dios, en las que se vivieron nuevos momentos para el recuerdo con petaladas, marchas gloriosas y piteros al paso de la Patrona. Momentos efímeros que hicieron que muchos malagueños guardasen el día de ayer como un momento histórico, olvidando que la vida siempre tiene un final.

El día 9 de septiembre de 2022 apenas acababa de comenzar. La luna casi llena llegaba a su punto álgido para despedir a Santa María de la Victoria y dejarla de nuevo en su Santuario tras pisar una alfombra de sal y más pétalos que se desprendían desde el mismo cielo victoriano. Concluyen así sus días, en los que, tras una bajada íntima el día 28 de agosto y la celebración de la solemne novena en su honor en el primer templo malacitano del 30 de agosto al 7 de septiembre, la Victoria nos recordó la importancia de la fe en la vida misma. Victoria para volver a impulsarnos, Victoria para creer, Victoria para regocijarnos, Victoria para emprender nuevos retos.

Novena en honor a Santa María de la Victoria.

Victoria para entender que ya arrancó un nuevo curso cofrade. Una nueva temporada que nos volverá a dejar fechas históricas. De esas que al recordarlas, el corazón acelera la frecuencia de sus latidos. Llegarán los extraordinarios 24 de septiembre, 1 y 29 de octubre a la capital. Será cuando el Perchel muestre el Gran Poder de la Virgen María a toda Málaga, desde la Plaza de la Merced hasta la calle La Serna. Será entonces cuando Nuestra Señora interceda como Mediadora nuestra para aliviar hasta la más profunda Agonía que a veces nos clava a una cruz excesivamente pesada. Será entonces cuando la alegría de los hermanos pollinicos nos den otra lección junto a la Virgen de sonrisa tímida. El Amparo de María es eterno, y con Ella finalizarán los otoñales días extraordinarios en la capital. Curioso, Málaga entiende a su Virgen del Amparo como un nuevo reinicio, pero en esta ocasión será distinto. O tal vez no. Tal vez sea un nuevo comienzo después de todo. Málaga necesita a su Victoria para entender la vida. Esa vida que es mejor compartida y de la que cada día se extrae una nueva enseñanza. La Victoria volvió a ser de la ciudad, que, a su vez, estaba muy pendiente de la histórica muerte.

Autor

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
close

NO TE PIERDAS LA ACTUALIDAD COFRADE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies