La Hermandad de la Salud presenta este sábado los nuevos ángeles para el trono del Señor

Las piezas, que han sido realizadas por el imaginero malagueño Javier Jiménez Rivero, serán presentadas hoy, a las 20:15 horas, en la Parroquia de San Pablo.

Este sábado, 26 de marzo, a las 20:15 horas, la Hermandad de la Salud presentará y bendecirá en la Parroquia de San Pablo los nuevos ángeles para el trono del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, y que han sido realizadas por el artista e imaginero malagueño Javier Jiménez Rivero.

Una obra que, en palabras del autor, «ha sido una responsabilidad enorme«, ya que el encargo ha venido de su propia hermandad. «Es un sueño despierto, porque soy un artista poco conocido en el mundo del arte cofrade de la ciudad. No estoy muy prodigado a nivel de grandes cofradías, trabajo para particulares o para fuera de la ciudad, entonces la ilusión es mucho más grande. El hecho de que en tu ciudad haya una obra tuya que procesione pues es un orgullo”, comentaba emocionado a Palio de Plata.

 

Cartel anunciador del acto

Creación de la obra

El proceso creativo del proyecto se ha inspirado en el clasicismo del conjunto artístico e iconográfico que conforma el trono del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor. Predominando la armonía y medida en las líneas a seguir, así como la idealización de la morfología
anatómica de las piezas de imaginería.

Se trata de cuatro esculturas, talladas en madera de cedro real, rematadas con la técnica de la encarnadura barroca al pulimento y acabados polícromos estofados sobre oro fino en las zonas de los ropajes. Asimismo, los diferentes atributos realizados en plata, y que completan la iconografía, han sido realizados en los talleres de Miguel Ángel Martín Cuevas “Orfebrería Montenegro”.

Obras de Misericordia

Cada una de las bases de los ángeles van acompañadas con un fragmento del Evangelio (traducido al hebreo) que se representan dentro de las Obras de Misericordia’.

“El proceso creativo de la obra ha sido uno de los retos más difíciles a los que me he enfrentado, quería plasmar una iconografía tan compleja como la que representan estos cuatro ángeles. Y al mismo tiempo, añadirle un homenaje a esos gremios desaparecidos del barrio de la Trinidad y que configuraron históricamente este castizo barrio de Málaga”, explica a esta Asociación Cultural Javier Jiménez Rivero.

Esos gremios que menciona el imaginero malagueño, y que quedan patentes en las obras gracias a diferentes elementos, hace referencia al gremio de los carpinteros, de los lateros, de los ‘aguaores’ y de las primitivas tahonas (panaderías).

Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor

Los Cuatro Ángeles del Señor

Como bien se ha mencionado anteriormente, los cuatro ángeles que rematarán el trono del titular cristífero están inspirados en las ‘Obras de Misericordia’, es decir, en las acciones caritativas con las que ayudamos al prójimo:

  • Primer Ángel – Perdón de los pecados: recoge en su mensaje el perdón de las ofensas. La Imagen porta en su mano derecha la cruz, símbolo máximo del perdón de nuestro Señor Jesucristo. La cruz es envuelta por un paño que, a modo de filacteria, la rodea con la frase en latín ‘DIOS ES AMOR’. Remata la composición en la parte inferior el cráneo de Adán sobre el que recae el peso de la obra, aduciendo a la redención y el perdón de los pecados.

 

  • Segundo Ángel – Consolar al triste y proteger al indefenso: a modo de alegoría, se puede contemplar cómo el Ángel acuna y protege la figura inocente de un niño, que acaba de quedarse dormido gracias al sonajero que porta en su mano derecha. Esta obra hace referencia al acompañamiento a nuestros hermanos en todos los momentos, pero especialmente en los más difíciles.

 

  • Tercer Ángel – Dar de comer y beber al hambriento: porta una cesta en la que destacan las uvas y espigas de trigo, haciendo una clara referencia a la Eucaristía. En su mano izquierda lleva una custodia que ofrece a todo aquel que lo observa, como un sustento espiritual del ser humano. Como recogen las ‘Obras de Misericordia’: «debemos procurar el alimento y otros bienes a los más necesitados, a aquellos que no tienen lo indispensable para poder comer cada día».

 

  • Cuarto Ángel – Asistir al enfermo: ‘sanar en cuerpo y alma’, esta es la premisa que resume este acto de Misericordia y que queda personificado en esta cuarta pieza. El Ángel porta en sus manos la ‘Fuente de la Vida’, una réplica de la popular fuente de ‘La Olla’ del barrio de la Trinidad, cuya simbología es la regeneración y la sanación, dando la vida a quien quiera que beba de sus aguas o se bañe en ellas. Al mismo tiempo, este elemento representa a la titular mariana de la corporación del Domingo de Ramos, María Santísima de la Salud.

 

Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor el Domingo de Ramos.

Autores

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
close

NO TE PIERDAS LA ACTUALIDAD COFRADE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies